Menu

Según la encuesta de la Universidad Católica sobre Uso y percepción del Internet, setiembre 209, en Lima 7% tienen su blog. La repregunta sería: ¿Cuántos de ellos tienen dominio propio? Es decir, en lugar de tener nombredetublog.blogspot.com, tener uno directo y propio: nombredetublog.com.

Los 2 proveedores más populares de sistemas blogs, son Blogger y WordPress. Vayas con uno o el otro, por defecto siempre te darán un subdominio (nombredetublog.blogspot.com y nombredetublog.wordpress.com, respectivamente). Y como es GRATIS, el ciber inquieto promedio recurre a ellos. No entiende de dominios ni marcas, y le importa un comino; para él lo más importante es poder decir a sus amigos y colegas “yo también tengo mi blog”. Total, la mayoría tienen su blog con ellos, y hay que seguir la tendencia. Cuando le hablan de tener su dominiopropio.com, se siente indigno de tal aspiración, incluso lejos de tal posibilidad.

Si ésta es tu condición, te tengo buenas noticias: ¡Tú puedes tener tu propio .COM! ¡A la distancia de US$12 anuales! Y lo mejor de todo: Sea que uses WordPress o Blogger; podrás integrarlo con cualquier de los dos.

Si ya tienes sitio web, y deseas agregarle una sección blog, ¡fenomenal! Si ese es tu caso, es aconsejable que uses un subdominio, pero bajo tu propio dominio. Ejempo: mi sitio es www.inhostingperu.com (dominio) y su blog es blog.inhostingperu.com (subdominio).
¿Por qué un dominio propio?

1. Porque comunicarás seriedad.
Cualquiera tiene blog, pero no cualquiera con dominio propio.
El que use un dominio propio le dice a todo el mundo: “No estoy jugando; estoy en ésta aventura con toda seriedad”.

2. Porque transmitirás innovación.
Al momento de escribir este artículo, desde el Perú se han registrado 51,073 dominios. Verás, es poquísimo comparado con el número de emprendimientos made in Perú, y más poquísimo comparado con los registradis en otros países. De modo que, si te atreves a usar un dominio propio, formarás parte de esa élite de innovadores.

3. Porque posicionarás tu marca.
Cuando usas un subdominio, marketeas el dominio marca. De esa manera pagas a los que —supuestamente— te regalaron el blog. Ellos saben de nombres y marcas, y saben que eso cuesta fajos de billetes. ¡Aprende de ellos! ¡Hazte de un nombre! ¡Marketea tu nombre! (¡Que luego podría convertirse en una franquicia!).

4. Porque nacerás en el cibermundo.
Si escribo tu nombre o tu marca en los buscadores y no te encuentro, es porque no existes. Así de simple. Y si te encuentro, y no bajo la sombra de otro nombre ni en el estómago de alguna red social (facebook, twitter, hi5, etc.), entonces existes y tienes partida de nacimiento digital.

Cada día aparecen nuevas razones para tener dominio propio. Sólo quise animarte a ponerle nombre propio a tu blog. ¡Para que después no llores!



Friday, July 3, 2015







« Atrás




Powered by WHMCompleteSolution